Te contamos cuales son las flores que te ayudaran a controlar las plagas en tu huerta

Además de aportar color y belleza, el cultivo de flores en los bordes de nuestros canteros genera un aumento en la biodiversidad y ayuda a controlar las plagas, haciendo que nuestra huerta se parezca más a un sistema natural en equilibrio donde conviven armoniosamente las hortalizas, flores, hierbas aromáticas y malezas. Además las flores atraen a muchos polinizadores cómo avispas, moscas y abejas mejorando la polinización de nuestras cultivos.

Te recomendamos estas tres especies muy comunes y de fácil propagación.

Copete: Esta flor aleja a los nematodos las plantas con rizomas o bulbos, como la zanahoria o el puerro. A su vez, acumula mucho fosforo en sus tallos y hojas, y al ser una planta anual morira al terminar su periodo de floracion. Si dejamos que esto suceda en el mismo lugar en el que crecio, le devolvera a la tierra el fosforo que le absorbio.

Caléndula: Es una flor con múltiples beneficios que no puede faltar en la huerta. Sus pétalos son comestibles y se los utiliza para agregar sabor y color a las ensaladas. Además es considerada una planta trampa sanitaria, ya que sus colores amarillos y naranjas atraen ciertos bichos como los pulgones, permitiendo que otras plantas que son sensibles a la invasión puedan crecer tranquilas. Ademas también se le puede aprovechar para realizar productos de cosmética casera cómo cremas o unguentos y también en infusiones para combatir las lombrices intestinales.Al ser perenne debemos buscarle un espacio fijo en el huerto en el que pueda desarrollarse y reproducirse.

Taco de reina: Esta flor también conocida cómo "Capuchina" crece muy rápidamente y es de las primeras en ofrecer color al huerto. Al ser rastrera crece protegiendo la tierra del sol debido a sus grandes y redondas hojas y permite mantener la tierra fresca y húmeda durante más tiempo. Sus flores, en crudo, también son comestibles y sus semillas son fáciles de guardar de un año a otro. Ademas auyenta los chinches de los zapallos y los pulgones y moscas blancas que atacan rosas, frutales y hortalizas. También oficia de "trampa" para captar pequeñas avispas predadoras e insectos minadores.