¿Las huertas agroecologicas estimulan la productividad en los empleados?

Tolerancia a la frustración, una mente equilibrada para la toma de decisiones, confianza y creatividad son habilidades que las empresas buscan para sus equipos de trabajo y las huertas agroecologicas pueden ayudar a potenciarlas.

Por ejemplo, quienes tienen contacto con estos cultivos pueden aprender a tener un mejor manejo del tiempo; pues la siembra de plantas permite valorar resultados en la medida en que pasan los días, tal como lo puede hacer en la oficina.

Varios líderes han encontrado inspiración en la huerta. Por ejemplo, Steve Jobs trabajó con unos amigos en un huerta de manzanas; Nelson Mandela le dedicaba varias horas al día a su huerta, cuando no estaba estudiando en su celda o haciendo trabajo forzoso en la cantera. En ella cultivaba vegetales para los prisioneros y para los guardias, y Michelle Obama fue la fundadora de la huerta de la Casa Blanca.

Te puede interesar: Propiedades nutricionales de las verduras y hortalizas

Estos son algunos aspectos que pueden potenciarse con la huerta:

El hombre que pretende dominar nuevas habilidades y generar conexión en sus equipos de trabajo requiere de paciencia, disciplina y entender procesos, lo cual se logra plantando y manteniendo una huerta, ya sea de forma individual o en conjunto. El contacto con los cultivos  se convierte en una herramienta fundamental para construir un pensamiento sistémico, aspecto clave en los organizaciones.

Este tipo de talleres con la huerta ayudan a potenciar las habilidades de trabajo en equipo, el cual se traslada de un espacio en el campo a la oficina. La relación con la naturaleza, el desarrollo de actividades como la siembra y recolección de huerta genera una conexión con la tierra que se traduce en bienestar. También ayuda a mejorar el sentido de pertenencia de los colaboradores hacia la organización.

Para tener en cuenta

Una de las mejores formas de lograr objetivos es tener la capacidad de reflexionar y corregir.

1| Tolerancia a la frustración: Cuando las siembras no dan las mejores cosechas, solo quienes tienen la capacidad de reflexionar, corregir y sobreponerse a la decepción estarán listos para intentarlo nuevamente y lograr sus objetivos.

2| Generar confianza: Las plantas no discriminan ni lanzan prejuicios, todo lo contrario, sorprenden a quienes saben cuidar de ellas y esto refuerza el ánimo y el autoestima de sus cuidadores. Lo propio sucede en las organizaciones.

Lea también: Consejos para cuidar la huerta de verano

3| Estímulo a la creatividad: La agricultura tiene como ventaja que pueden usarse varias rutas para llegar a un objetivo, y los buenos sembradores siempre están dispuestos a buscarlas para lograr los mejores resultados, esto potencia esta habilidad.

4| Acierto en toma de decisiones: Al realizar seguimiento a las siembras se promueve la observación y el análisis, esto equivale a entrenar el cerebro para ser más asertivos y eficaces a la hora de tomar decisiones, sea individuales o de grupo.

Etiquetas