Errores Comunes en la huerta

Hoy en día hay cada vez más personas se anima a empezar su huerta en el patio, la terraza o el balcón, y el planeta y nuestra salud nos lo agradece. Pero hay muchos errores comunes que podemos cometer cuando recién empezamos. Te contamos cuales son para facilitarte un poco la tarea y el aprendizaje.

ERRORES COMUNES

  1. Elegir zonas sombrías. La mayoría de las hortalizas que podemos cultivar en casa necesitan al menos 5 o 6 horas de sol. Así que a la hora de empezar, observemos el recorrido del sol, y elijamos las zonas de mayor exposición.
  2. No preparar el suelo. Si estamos un poco ansiosos por comer nuestras propias verduras quizá queramos hacer todo muy rápido y no preparar la tierra adecuadamente. Si nosotros no removemos al menos unos 30 cm la tierra, y no agregamos un poco de materia orgánica es muy probable que nuestro cantero carezca del aire, y los nutrientes suficientes para el buen crecimiento de mis plantas. ¡Así que a bajar la ansiedad, a agarrar la laya o pala y a empezar a remover!
  3. Voltear la tierra. Es probable que si es la primera vez que vamos a trabajar en la huerta estemos entusiasmados y empecemos a hacer pozos con la pala y a mover la tierra de acá para allá ¡Tranquilo! Cuando volteamos la tierra estamos modificando la estructura del suelo matando muchos microorganismos positivos para el crecimiento de las plantas que se encuentran solo en la superficie. ¿Entonces? Primero retiramos el pasto al ras con una pala, y luego vamos a remover la tierra sin voltearla.  Clavamos en el suelo nuestra herramienta, apoyando sobre ella el pie. La hundimos en la tierra entre 25 y 30 cm y la movemos ligeramente hacia delante y hacia atrás. Y eso es todo. También podríamos aprovechar este proceso y agregar un poco de compost o humus para que se vaya mezclando con la tierra de mi terreno.
  4. No agujerear bien los contenedores de las macetas o la compostera. Muchas veces no tenemos espacio en tierra y vamos a empezar nuestro compost y huerta en contenedores. Casi todos saben que debemos agujerearlas para permitir el drenaje del exceso de líquidos, pero no alcanza con hacer un pequeño agujerito en el centro. Cuantas más posibilidades tenga nuestro contenedor que eliminar los excesos de agua, menos probabilidades tenemos de que se pudra nuestro compost o las raíces de nuestras plantas.
  5. Comprar semillas de extraña procedencia. Si vamos a empezar nuestra huerta y no sabemos dónde conseguir semillas, es probable que vayamos a cualquier negocio o vivero y compremos semillas industriales en paquetes. Hacer esto tiene ciertos riesgos, como que las semillas hayan sido modificadas genéticamente, o embebidas con químicos para evitar que se la coman los bichos, o que simplemente sean viejas y no germinen. Para evitar esto, lo más aconsejable es recurrir a los intercambios de semillas, son eventos que se hacen en muchos lugares distintos en cada cambio de temporada para facilitar el acceso gratuito y libre a semillas de buena calidad. Desde esta página podes enterarte de donde y cuando se realizan en nuestra Cartelera Ecológica. También otra opción, por lo menos dentro de Argentina, es averiguar dónde entregan semillas de Pro Huerta del INTA, que cada año hace entrega gratuita de semillas de temporada en distintos distritos de todo el país.  Y una vez que ya hiciste tu primer cosecha, no te olvides de dejar una o dos plantas para producir tus propias semillas.

 

Vos también cometiste estos errores o algunos otros? ¡Contanos tus experiencias y aprendamos juntos de eso!

Comments

comunidadhuerta

Miércoles 28 de Junio de 2017 | 22:57

comunidadhuerta

Miércoles 28 de Junio de 2017 | 22:58

comunidadhuerta

Miércoles 28 de Junio de 2017 | 23:01

comunidadhuerta

Miércoles 28 de Junio de 2017 | 23:02

comunidadhuerta

Miércoles 28 de Junio de 2017 | 23:03

pelusa

Domingo 12 de Noviembre de 2017 | 22:06